Web Noticias: Nacionales / Colombia

Armitage y Trump en el Traje de Emperador

Febrero 18 de 2017

  • 7377

Nuestro querido alcalde Maurice Armitage tiene algunas similitudes con el nuevo presidente de EEUU Donald Trump. Guardando las proporciones, son hombres que se han hecho a si mismos, buenos negociantes, ricos emergentes, ejecutores, acostumbrados a que la gente les diga que sí.

Trump y Armitage son outsiders:  políticos no políticos, que hábilmente encantaron a la ciudadanía con la esperanza de que Cali y EEUU serían vistos, tratados y administrados como otra más de sus exitosas empresas.

Sin embargo, el Poder Político no es igual que el Poder Económico y se han encontrado con que no basta dar una orden para que se cumpla, y que no es necesariamente bueno gobernar con gente que no es capaz de decirte que no, o que no es capaz de decir la verdad oportunamente.

Ambos mandatarios sufren de lo que yo llamo el síndrome del traje nuevo del emperador.

El Traje Nuevo Del Emperador, también conocido como El Rey Desnudo, es un cuento de hadas danés escrito por Hans Christian Andersen y publicado en 1837.

Trata de un vanidoso Rey que es engañado por dos falsos sastres que le venden una tela para un nuevo traje, una tela muy costosa que solo es visible para los inteligentes. El Rey no ve la tela, pero por miedo al ridículo y a que piensen que es un tonto dice “oh claro la veo”, lo mismo hacen sus ministros y demás miembros de su corte. Cuando El Rey Sale a la calle en medio de un desfile, un niño en su inocencia grita que El Rey está desnudo, ante lo cual el pueblo ríe pues su Rey claramente va desnudo por la calle.

Sucede lo mismo con Armitage y Trump, están rodeados de falsos sastres y ministros que no les dicen que no y que no les dicen la verdad oportunamente.  Son hombres hábiles, pero caen en el error de pensar que como mandaban en sus empresas pueden mandar en lo público.

Veremos qué sucede, tanto en EEUU con Trump como en Cali con Armitage, el primero ha dado órdenes ejecutivas que no le han pasado las cortes, y el segundo no se entera de que hay una emergencia y que no hay agua en el 70% de la ciudad, teniendo a la Gerente de EMCALI al lado!

Ambos dirigentes viven como en un cuento de hadas, Trump se la pasa volando porque no le gusta estar en la Casa Blanca y Armitage tiene una nube como símbolo de su administración.

Toca que alguien les diga que están desnudos, que hacen el ridículo, que así no es la cosa y que están en manos de falsos sastres. Nada pinta bien para ninguno de los dos, pero por el bien de los Caleños, los Estadunidenses y el mundo, esperemos que ambos se bajen de la nube.

PD. En los madrugones de Armitage a las Comunas de Cali no hay verdadero debate, nadie que tenga niños a cargo o un trabajo con horario inflexible puede asistir, ojalá las hicieran las reuniones con la comunidad sábados en la noche y las convirtieran en eventos de Ciudad.

Comentarios